jueves, 20 de abril de 2017

12.Ostra



Buenos días.
La carta del día es la ostra, y así termina el ciclo NIEVES EN CHIPRE, qué apropiado.
Una estrategia invertebrada que habla de dos sistemas de protección: uno externo y otro interno.
Y de la producción de una perla. Madreperla y perla.
Mañana cambiamos de traje y empezamos un nuevo ciclo.
El momento es propicio para volver al traje NIEVES EN CHIPRE y revisar los 12 días pasados a su luz.
Mañana cumplimos exactamente 44 días de esta meditación activa en colectivo, lo cual significa que quedarán exactamente 60 días para caminar (inviten a más caminantes, todavía hay un largo y próspero camino por andar). Mientras más intención y disciplina, mayor poder para hacer el bien.
No desestimen el poder que tiene nuestra acción colectiva. ¿Vieron OA? Pues eso. Estamos practicando los movimientos. Podemos hacer los milagros.

¿Dónde estás en tu proceso personal en el tránsito por los ciclos?
Les invito a revisar la secuencia de los doce días del ciclo pasado.
Es más fácil (y deslumbra) entenderlos así.

Del cuaderno de artista de Desi Chique Clío


El amor está en el aire
volando alrededor de todo el planeta
la perla está en el mar
la perla es tu belleza
como canica
es hora de ir a jugar
perlas al aire 
a tu alrededor
te miraran el amor

(Alan Rui, 6 años)

Y esta es la imagen que propone Anabel Pérez
(la mamá de Alan Rui)
¡Gracias!


2 comentarios:

Myrna Elena González Pineda dijo...

Y dentro de la Ostra una hermosa Perla.
Me parece curioso que la Perla y Quirón, de alguna manera, guarden similitud. Cuando un cuerpo extraño entra en la Ostra, el nácar se activa para protegerla. Entonces, una capa tras otra van formando la perla. Por eso se dice que las perlas son heridas sanadas.
Y también por eso vi la analogía con Quirón, conocido como el sanador herido. Ël fue herido para poder sanar, ella fue herida para sanar "gestando" la perla.
Otra cosita más para recoger en el camino. Las voy metiendo en mi zurrón.

marisela rondon parada dijo...

La Loca, se da cuenta que se transformó que ya no tenía zapatos pero tampoco los necesitaba, cuando llegó a las profundidades se encontró con la ostra, tomó un gran aliento, y siguió nadando en las profundidades, de momento se cuenta la Loca, que ya no es ni oscura, ni desconcertante, cuando sintió que esa profundidad era suya, tomó la ostra la abrió con suavidad a través del aliento mágico y una lagrima dulce que dejó correr, dejó el miedo al lado y entendió que la perla esa perla que ahora llevará colgada en su cuello adornará su cicatriz, la perla encaja perfectamente dentro de su cicatriz y así parece una perla, la que se formó tratando de protegerse, se creo algo hermoso...La perla le recordará a "su madre, a la madre, que es importante comerse la manzana, que a veces hay que gastarse los zapatos una y troa vez, que no está sola, y que el camino continua".. .